Sedación

Bajo sedación no hay dolor ni ansiedad. Es posible tratar a los pacientes con fobia a los dentistas o simplemente temor a los procedimientos dentales habituales, niños muy pequeños, pacientes no colaboradores, personas con impedimentos físicos y mentales.

Con esta técnica los procedimientos complejos se realizan en menor tiempo y con mayor facilidad.

Odontología bajo sedación o Sedación consciente es un término que hace referencia al uso de anestesia durante el tratamiento dental. La sedación dental se utiliza frecuentemente durante los procedimientos que requieren una gran cantidad de tiempo de tratamiento en el sillón. Además, la sedación es ideal para los pacientes que muestran fobia dental o tienen dificultad para controlar sus movimientos (esto incluye a los niños). Aunque el término * Odontología durante el sueño* implica que el paciente está inconsciente, generalmente este no es el caso. Algunas formas de Odontología bajo sedación simplemente alivian la ansiedad o ponen a los pacientes en un estado similar al sueño, de modo que se siente o se recuerda muy poco del procedimiento.

Pacientes candidatos al procedimiento: Pacientes nerviosos, pacientes que requieran procedimientos prolongados, pacientes para implantes múltiples, pacientes para extracción de cordales incluidos, pacientes con enfermedades subyacentes que impongan riesgos al procedimiento, pacientes infantiles de difícil manejo y especiales.

La persona responsable de realizar el tratamiento y/o la administración de las drogas para realizar sedación interactuada debe tener el entrenamiento necesario y apropiado en la técnica al igual que en el manejo de los medicamentos; debe proporcionar un adecuado monitoreo, y debe estar en la capacidad de manejar cualquier complicación racional y objetiva que se pueda presentar cuando del proceso se esta realizando